25/06/2020

10 nuevos «refugios» en los Alpes

Los «refugios» encarnan la quintaesencia de la vida y la experimentación esenciales, con formas que se emancipan de las pintorescas imitaciones de las estructuras tradicionales.

A pesar de que la reciente pandemia ha desalentado toda proximidad entre las personas, que es el elemento clave de los típicos «refugios» de montaña, donde los espacios son estrechos y compartidos, para optimizar el espacio, el calor y los materiales, la montaña sigue siendo el espacio abierto por excelencia: un lugar donde el distanciamiento social y el aislamiento son fáciles de mantener, y donde, al mismo tiempo, es fácil ponerse en contacto con el entorno natural.

Inmersos en este contexto, los «bivouacs» encarnan la quintaesencia del desafío de la vida esencial en condiciones extremas, y es justo en la esencialidad de los requisitos funcionales y de rendimiento que reside el encanto extraordinario de estos lugares. Todos se destacan por una variedad de formas abstractas, pero ninguno de ellos intenta imitar el entorno o seguir la pintoresca imitación de los edificios tradicionales de las alturas.

Muchas realizaciones recientes en los Alpes se caracterizan por un amplio enfoque experimental en la búsqueda de soluciones técnicas / arquitectónicas y formales innovadoras. Sin embargo, en la mayoría de las estructuras actuales, estamos viendo una tendencia que favorece un enfoque de diseño más «de baja tecnología», con tecnologías que ya están bien establecidas y, a menudo, son más rentables.

Por lo tanto, las grandes altitudes representan un «laboratorio» de vanguardia para la arquitectura y la construcción, capaz de interceptar e interpretar los cambios en el contexto ambiental y cultural, abordando muchos problemas actuales, como la relación con el paisaje, la búsqueda de soluciones técnicas y materiales, la energía. Oferta y gestión, reversibilidad, sostenibilidad económica y social de las intervenciones.

 



Los comentarios están cerrados.