16/06/2018

Comida para ciudades futuras

La adaptación de nuestros hábitos culinarios y culturales a los requerimientos del planeta ya está en marcha. Las formas renovadas de cultivar y procesar alimentos en la ciudad son clave.

Los nuevos objetivos de la humanidad incluyen una revisión de los alimentos que comemos y la reinvención de sus procesos de producción en la ciudad. Con un ojo (y una mente) para la sostenibilidad ambiental y alimentos más nutritivos, las ciudades se están convirtiendo en verdaderas granjas urbanas donde los insectos, algas, alimentos liofilizados, lechuga y micro-verdes serán los pilares del futuro comestible. En los últimos siglos, los humanos nos hemos desviado de la naturaleza en lo que respecta al urbanismo, el diseño industrial y la producción de alimentos. Pero ahora queremos regresar, así que «artificialmente» creamos ideas para acercarnos más a la naturaleza que perdimos, para fundirnos con ella, futurísticamente, esta vez.

Desde Jean-Jacques Rousseau hasta Timothy Morton, hemos sentido la necesidad de un mundo nuevo donde armonicemos e interactuemos con la naturaleza gracias al artificio. La comida es un punto de partida. Las granjas verticales ayudan a producir verduras en el centro de la ciudad; brotes crecen en el alféizar de la cocina; los terrarios de diseño crían insectos al lado del televisor o en la parte superior del armario; las algas se presentan como alimentos y como difusores emisores de luz para iluminar el hogar. Ideas más innovadoras se acumulan en nuestra puerta. ¿Los propios ciudadanos serán responsables de crear su propia comida metropolitana?

 

 

El terrario Allevamento Domestico diseñado por Francesco Faccin, comisionado para la exposición Triennale di Milano «Le Affinità Selettive» celebrada durante la Expo Mundial de Milán 2015. Hecho en Pyrex, Corian y metal, el concepto está hecho para que los insectos del día sean un elemento básico de la dieta .



Los comentarios están cerrados.