12/03/2018

El primer hotel ‘de diseño’ se renueva: Radisson Blu Royal Hotel.

Space Copenhagen firma la renovación del edificio más icónico de Arne Jacobsen. El Radisson Blu Royal Hotel de Copenhague actualiza sus habitaciones y espacios para abrir sus puertas en esta primavera.

Fue el primer rascacielos de la capital de Dinamarca. Y el primer hotel de diseño de la Historia. Diseñado por completo por Arne Jacobsen, desde la fachada exterior hasta la cubertería pasando por los famosísimos sillones Egg y Swan. Perteneciente en la actualidad a la gran cadena Radisson Blu, ha contado con otra gran firma para la renovación. El estudio también danés Space Copenhagen.

La renovación completa incluye 259 habitaciones y suites, el vestíbulo, salas de reuniones y el nuevo restaurante Café Royal. Se encuentra ahora en su etapa final, y se completará esta primavera.

El Radisson Blu Royal Hotel es uno de los ejemplos más reconocidos y apreciados de la arquitectura moderna danesa y el diseño de interiores. Supuso en su inauguración una nueva era de la hospitalidad moderna. Y para mantenerlo como destino de diseño, los arquitectos han llevado a cabo un profundo ejercicio de exploración de los archivos. Para comprender el espíritu y la intención de Jacobsen, y poder conservarlo.

“Nos sentimos profundamente honrados de ser parte de esta renovación. El hotel es un verdadero hito para los aficionados al diseño de todo el mundo. Nuestra intención es preservar su carácter extraordinario, pero no queremos convertirlo en un museo, queremos ofrecérselo a una nueva generación “, comentan Peter Bundgaard Rützou y Signe Bindslev Henriksen, cofundadores de Space Copenhagen.

En todo el hotel, el nuevo diseño interior reintroduce las características y el mobiliario original del hotel junto con nuevas piezas y elementos adecuados para el viajero moderno, diseñados para complementar la arquitectura existente del hotel.

Muchas de las piezas de mobiliario más famosas de Jacobsen fueron diseñadas para el Radisson Blu Royal Hotel: la silla Egg, la silla Swan y la silla Drop entre ellas. Trabajando en estrecha colaboración con la marca danesa Fritz Hansen, Space Copenhagen ha revitalizado algunas de estas piezas existentes con una nueva tapicería de Kvadrat/Raf Simons para adaptarse al uso contemporáneo.

Además, Space Copenhagen ha diseñado dos nuevos muebles, para &tradition. La silla Loafer y los espejos Amore continúan el legado del hotel como un lugar donde los huéspedes se involucran con un diseño nuevo e inventivo.

Habitaciones en el Radisson Blu Royal Hotel

Las habitaciones del Radisson Blu Royal Hotel ofrecen unas vistas impresionantes de la capital danesa. Con el objetivo de resaltar esta característica clave, Space introdujo un alféizar profundo, hecho de mármol claro. Que atrae la mirada de los invitados hacia las vistas.

Los espejos Amore se inspiran en esas vistas. Y los reflejos y cambios de luz que se observan en el hotel. En palabras de Signe Bindslev Henriksen: “La fachada es la cara icónica del edificio. Nos fascinaba la luz, tanto fuera del edificio como dentro de las habitaciones. Ver el cambio constante de reflejos de la fachada es realmente distintivo del hotel”. Peter Bundgaard Rützou agrega: “También queríamos incorporar las vistas de la ciudad desde los pisos superiores dentro de las habitaciones. Un aspecto que nos parecía fundamental”.

Lobby y una escalera muy especial

Siguiendo la intención original de Jacobsen, de que el lobby sea un área pública animada que une a las personas, Space Copenhagen ha realizado una serie de cambios en el diseño para adaptarse mejor al uso moderno.

La eliminación de la barra del vestíbulo, y el reposicionamiento del mostrador de recepción proporcionaron espacio para nuevas áreas y espacios para que los invitados puedan descansar y trabajar. Amueblado con los originales de Jacobsen a los que se han incorporado una variación del Stay Sofa de Gubi y la nueva silla Loafer.

Además, se han reinstalado los suelos de mármol originales y los paneles de madera y mármol. Y se ha abierto el área de bar y restaurante al vestíbulo.

Una de las características más espectaculares y reconocibles del diseño original es la escalera suspendida, que conecta la entrada de la planta baja con la zona de reuniones del primer piso. En ese momento, amplió los límites de lo que era posible en construcción e ingeniería.

Utilizando fotografías extraídas de los archivos del hotel, Space Copenhagen ha recreado elementos originales. Como los pasamanos de cuero y la iluminación a medida. Un espectacular halo gigante en el techo del entresuelo le da la importancia que merece.

Café Royal Restaurant

Situado junto al vestíbulo, el nuevo restaurante está dirigido por el aclamado chef Christian Paradisi. Y ha sido completamente rediseñado para crear un ambiente más informal y relajado.

Un espacio para relajarse, trabajar y socilizar, que cuenta con asientos versátiles para ello. Como las sillas Drop de Jacobsen y las Ren de Stellar Works. Además, en el sótano se localizaron dos diseños que se han colocado en el comedor: el sofá Mayor y la mesa Giraffe.

La cocina, abierta, se adapta a las demandas y estados de ánimo de la mañana y la noche. Y las curvas orgánicas, y los colores negro y bronce de la barra se vinculan con la estética del vestíbulo. Para crear una experiencia más cohesiva.

El Café Royal cuenta con una entrada y ventanas a la bulliciosa calle comercial Vesterbrogade. Con el objetivo de ser un destino de diseño en sí mismo, para lugareños y huéspedes.

Una habitación muy especial, ya rehabilitada

Al inicio del artículo hablábamos de las 259 habitaciones. Pues bien, el Radisson Blu Royal Hotel cuenta con 260, un número más “normal”. Esa extra es la 606.

Una habitación muy especial, ya que en ella está preservado el diseño original de Arne Jacobsen.

Además, y coincidiendo con el 50º aniversario del diseño de la silla Drop, Fritz Hansen llevó a cabo otra intervención en el hotel. La habitación 506 contó con Jaime Hayon. Una decisión motivada porque ambos diseñadores comparten la pasión por el trabajo hecho a mano, materiales y estética. A pesar de los 50 años que los separan.

Salas de reuniones en el Radisson Blu Royal Hotel

Las nueve salas de reuniones ubicadas en el primer piso llevan el nombre de los clásicos del diseño de Jacobsen, como la silla Egg. Cada espacio ha sido diseñado para que se sienta cálido y formal, pero con un toque doméstico.

A lo largo de las salas de reuniones, los huéspedes encontrarán las sillas Egg y Swan recién restauradas, así como litografías enmarcadas, encontradas en el sótano, que ilustran el legado del hotel.

“Un espacio y una experiencia que la gente recuerde. Es un lugar para que la gente celebre recuerdos del pasado, creando también recuerdos para el futuro”. Así lo describen desde Space.

En la actualidad, la renovación de la planta baja, la zona del vestíbulo, el restaurante y el bar, las instalaciones para reuniones del primer piso y varias habitaciones están completas. El resto de las habitaciones y el resto de las renovaciones del hotel están listos para completarse esta primavera.

 

Room 506 – Hotel Royal Radisson Blue in Copenhagen



Los comentarios están cerrados.