02/09/2018

Una casa de hormigon negro en Mexico

Nueve bloques individuales componen la casa negra de hormigón en México.

Los arquitectos mexicanos Fernanda Canales y Claudia Rodríguez han colaborado en Casa Bruma, una casa que combina nueve bloques de hormigón negro construidos alrededor de un gran patio. Ubicada en Valle Bravo, México , la estructura de 600 metros cuadrados se adapta a la topografía de su paisaje, donde cada volumen está diseñado con una altura diferente para permitir que aparezca y desaparezca entre las laderas circundantes.

Casa Bruma toma la forma de una “casa explotada”, dentro de la cual Canales y Rodríguez han distribuido el programa, equilibrando la independencia y las conexiones entre las unidades individuales. Los cuatro bloques que albergan la cocina, el comedor, la sala principal y la sala de los niños están unidos por corredores protegidos, mientras que otras dos unidades están diseñadas como habitaciones de invitados, y las dos restantes sirven como garaje y sala de servicios. Cada bloque da al patio por un lado, con el otro lado mirando hacia el paisaje circundante para garantizar suficiente privacidad y luz natural durante todo el día. Dos de los bloques están cubiertos con terrazas accesibles en el techo, mientras que los siete restantes tienen zonas verdes.

Fernanda Canales y Claudia Rodríguez han atribuido un carácter atemporal a la casa mediante la combinación de cuatro materiales principales: hormigón negro, madera, piedra y vidrio. una ruta semi-oculta da forma a la entrada, llevando a los habitantes al patio protegido.

 



Los comentarios están cerrados.